Consigue Renovar tu Hogar sin Quedar Arruinado

Cada cierto tiempo surge la necesidad de renovar el hogar, bien sea de manera parcial o total, y esto es más común en la época decembrina, ya que no hay nada mejor que recibir un año nuevo con una casa renovada.

Si este es tu caso y estás pensando en renovar tu hogar, comienzan a surgir una serie de interrogantes, y la primera es, realizar reformas integrales o realizar reformas parciales.

Antes de tomar cualquier elección, es necesario que revises determinados factores, entre los cuales podemos mencionar, practicidad, comodidad y uno de los más importantes, el presupuesto.

De esta manera podrás elegir qué tipo de reformas se adaptan a ti y a tus necesidades, y aunque parezca imposible, no es necesario gastar una fortuna para poder renovar una casa, solo se debe estudiar bien cuáles son las opciones.

Con un poco de dedicación y análisis, se puede sacar el mayor provecho del presupuesto que esté destinado para la reforma, establece un monto mínimo de gastos y un máximo, para que puedas juga entre ellos y no excederte.

También puedes buscar la asesoría de algún profesional en el área, o buscar referencias entre tus conocidos que, ya ha logrado realizar reformas a sus hogares, así podrás tener un punto de partida.

 

¿Reforma Integral o Parcial?

Existen algunas diferencias, antes de optar por reformas integrales debes tener claro que, estas son necesarias cuando se trata de una vivienda que este muy desgastada por los años que tiene, o porque ya tus gustos han cambiado, o tus necesidades, por ejemplo, la familia ya creció.

Una reforma integral involucraría incluso cambiar tuberías, instalaciones eléctricas, reformar paredes completas, es decir es un cambio total de tu hogar; la ventaja que te ofrece una reforma integral es que, puedes hacer que la vivienda sea más moderna y esté en concordancia con la tendencia actual.

Para que una reforma integral sea exitosa, lo recomendable es contratar los servicios de profesionales en el área.

En el caso de las reformas parciales, son reformas que no requieren cambios tan drásticos o profundos, esas suelen aplicarse a viviendas que sean de construcción nueva, que solo requieren algún retoque.

Aunque también pueden aplicarse a viviendas viejas, en la que se quiere conservar el inmueble como está y solo se busca hacer algún mantenimiento.

Estas reformas suelen aplicarse a determinadas áreas de la vivienda, como la cocina, baños o la sala de estar, y como la magnitud de la reforma es menor, el gasto también es menor.

reformas-integrales

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>