Consejos para evitar golpes de calor en los ancianos

sunset-1404129_640

Los mayores de 65 años son el grupo de edad más sensible a los problemas derivados de una ola de calor. Una de las principales dificultades que presenta la detección de un golpe de calor entre mayores se encuentra en la confusión de los síntomas, ya que son parecidos a los de la fatiga o los achaques propios de la edad. La  Sociedad Española de Geriatría y Gerontología o SEGG,  nos informa que a partir de los 65 años las personas solemos perder la sensación de calor y sed. Este es el principal motivo por el que cada verano nos encontramos con casos de personas mayores que no han sabido afrontar los síntomas del calor, para prevenir un susto te damos algunas recomendaciones:

Hidrátate bien

La hidratación es indispensable,  aunque no tengas sed bebe mucho, porque el calor suele deshidratarte de una manera muy rápida. También sirve para regular la temperatura corporal.

Usa ropa ligera y evita la exposición al sol

Para evitar que la temperatura de tu cuerpo aumente a niveles en los que pueda ser perjudicial para tu salud, es recomendable utilizar ropa transpirable. Hay que evitar que el calor se quede adherido a tu cuerpo.

La exposición al sol se debe evitar especialmente en las horas en las que es más fuerte.

Comidas ligeras

Las comidas en todo momento deben ser lo más ligeras posible, de esta forma se evitará el aumento de temperatura por una digestión pesada. Debes tener una dieta basada en ensaladas, verduras y frutas.

Toma duchas de manera regular

Las duchas son la mejor opción para que se puedas bajar la temperatura corporal,  siempre que te sientas acalorado es mejor darse una ducha. Si quieres darte un baño en una piscina o en la playa, debes evitar las horas más fuertes de sol.

Si tienes en cuenta estos simples consejos podrás disfrutar del verano, evitando al máximo las posibilidades de sufrir un golpe de calor. En todos los casos  si hablamos de personas mayores lo mejor es evitar que se estén solos y para ello una buena opción es que estén acompañados por cuidadores profesionales que son expertos en cuidado de personas mayores, las residencias y la opción de ayuda a domicilio son recursos cada vez más utilizados. Si te interesa sigue leyendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>