El iPhone 7 y su compatibilidad con otros equipos

Para los usuarios que tienen un móvil con sistema Android no les resulta complicado migrar entre marcas, ya que al margen de ciertas diferencias en la interfaz del equipo, todos los smartphones que usan este sistema operativo se manejan de una forma similar. No obstante, esto cambia por completo cuando se trata de dispositivos producidos por Apple.

Los iPhone y los iPad son terminales con un excelente desempeño, de eso no cabe duda, pero su modo de funcionamiento es muy particular y la compatibilidad que tienen con otros periféricos puede variar dependiendo el fabricante. Esto se debe a que Apple ha creado un ecosistema tecnológico sin precedentes, pero solo cuando involucra a sus productos.

Por fortuna, actualmente se pueden hallar una gran variedad de accesorios iPhone 7, dado que su éxito ha permitido que muchas empresas se dediquen al desarrollo de auriculares, cables, soportes, cargadores, y otros complementos.

Cabe mencionar que este mercado está en crecimiento, pues tanto el iPhone 7 como el 7 Plus, han introducido el puerto USB-C, descartando el conector de 3.5 milímetros convencional que siempre han utilizado los audífonos. Asimismo, se da énfasis a la tecnología Bluetooth, pues la compañía estadounidense considera que la conectividad inalámbrica debe convertirse cuanto antes en un estándar.

Tal como mencionamos al principio, los iPhone trabajan de una manera distinta en comparación a los terminales Android. En el apartado de software nos encontramos que el iPhone 7 y 7 Plus cuentan con el sistema operativo iOS 10, una plataforma que destaca por ser muy interactiva, ofreciendo una experiencia rápida y fluida para el usuario. Tiene aplicaciones que resultan sumamente útiles, como un teclado inteligente que brinda sugerencias dependiendo los mensajes que se hayan enviado antes.

Mientras que si hablamos de hardware, no podemos dejar de lado al potente procesador A10 Fusion, el cual ha sido especialmente desarrollado por Apple para su nueva generación de dispositivos móviles. Se trata de un chip de 64 bits con cuatro núcleos tipo ARM, cada uno trabaja a una frecuencia máxima de 2.34GHz. Dos de ellos se encargan de las tareas en primer y segundo plano, garantizando un buen desempeño en todo momento. Los restantes están destinados a las tareas menos exigentes, impidiendo un gasto de energía innecesario.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>