RENOVARSE O MORIR

Los avances tecnológicos son muy rápidos en nuestra época, ya están presentes en nuestra vida sin habernos enterado. Para evitar quedarnos obsoletos y parados en una carrera contrarreloj, las empresas necesitan renovarse para sobrevivir: entra en juego el poder de la mediación de empresas.

La tecnología evoluciona más rápido que la sociedad: lo que hoy es una novedad, mañana ya ha quedado obsoleto y mejorado. Se ha convertido en una herramienta indispensable para nuestra vida laboral, social y familiar: en un mundo en constante cambio, la tecnología es el engranaje que hace girar la rueda del progreso y de la sociedad.

Satisfacer la demanda tecnológica se convierte en una necesidad vital: no podemos entender nuestro mundo sin ella.

La tecnología obsoleta genera pérdidas

Renovarse o morir no es solo una consigna: El equipamiento informático y tecnológico en general (ordenadores, móviles, software) es uno de los activos empresariales que  mayor obsolescencia tiene y más rápida depreciación.

La creación de nuevos programas o el desarrollo de nuevos softwares están diseñados para nuevos ordenadores: Los nuevos programas ocupan más espacios y las actualizaciones periódicas pueden saturar nuestros dispositivos y hacer que fallen. La falta de un mantenimiento adecuado sumado al envejecimiento de los componentes internos del ordenador  hace colapsar los equipos.

Los beneficios de determinar el reemplazo de la tecnología de su oficina en el momento adecuado son muchos; todos ellos, de vital importancia para garantizar el éxito de sus negocios: utilizar nuevos ordenadores, nuevos softwares nos ayudará a ahorrar y será un beneficio para nuestra empresa.

Renovar los equipos informáticos nos ayudará a rendir mejor: a pesar de que cambiemos el software, muchas veces los ordenadores no nos ofrecen la velocidad y la agilidad necesaria hoy en día. Un equipo informático, pasados cinco años de su adquisición, se puede estirar un par de años más, pero en la mayoría de los casos, sobre todo en las gamas bajas o medias, ya están para renovarse.

Los ordenadores sufren cierto desgaste con los años: cuantos más años tengan, más problemas de seguridad, desempeño, diversos gastos de actualización y mantenimiento nos causarán así como garantía e incompatibilidad con las nuevas tecnologías y los nuevos programas.  Además, gastarán mucha energía e irán quemando su batería.

Renovarse o morir

La tecnología evoluciona más rápido que la sociedad: lo que hoy es una novedad, mañana ya ha quedado obsoleto y mejorado. Se ha convertido en una herramienta indispensable para nuestra vida laboral, social y familiar: en un mundo en constante cambio, la tecnología es el engranaje que hace girar la rueda del progreso y de la sociedad. La evolución de las empresas debe ir de la mano junto a la evolución de la sociedad,  esa el clave de su supervivencia.

Miguel de Unamuno fue quien dijo que “el progreso consiste en renovarse” poco a poco. Para que una empresa sobreviva necesita cambiar. Y en un mundo en constante cambio, quedarse atrás no es una opción.

DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>