Volver a empezar

Se acerca para los niños la vuelta al cole y con ella la compra de material. Lápices, estuche nuevo, carpetas o mochila son algunos de los múltiples útiles que nuestros hijos necesitan para iniciar un nuevo curso académico. Deja que en la medida de lo posible participen en ella, de esta manera haremos que se motiven y retomen los hábitos de la vuelta al colegio con ilusión.

Para los niños la vuelta al cole es uno de los momentos que más tensión genera a lo largo del año. Contar las vacaciones de verano a sus amigos, conocer nuevos compañeros de clase, nuevos profesores o la adaptación a nuevos horarios pueden ser motivo de angustia para nuestros menores, por lo tanto debemos prepararnos unos días antes para evitar que el shock sea tan grande.

La vuelta a la rutina es algo que asusta tanto a mayores como a los más pequeños, por lo tanto ambos tendrán que hacer el esfuerzo e ir reajustando horarios, tanto a la hora de acostarse como para levantarse. De esta manera nos aseguramos de que cuando empiecen las clases los pequeños estén ya habituados a irse a la cama pronto para poder madrugar al día siguiente.

Pero no todo va a ser rutina, la vuelta a las clases también implica la compra de material escolar, algo que asusta a padres e ilusiona a los niños. Para ellos esto supone una

emoción que aprovecharemos para fomentarle lo bueno y positivo que es el colegio para su formación tanto personal como académica. Es muy importante involucrar a los hijos y dejarles que elijan su nueva mochila o su nuevo y flamante estuche.

Estos dos aspectos merecen casi un tratado internacional, una mochila del último personaje de dibujos o la mochila personalizada con los colores de nuestro equipo de fútbol va a dar un plus de felicidad a nuestro hijo tan grande que hará de su primer día algo realmente emocionante por querer mostrarle a sus amigos y profesores.

Y qué decir del estuche, para la persona que escribe era su mayor tesoro. Poder estrenar plumier cada año era una gran suerte, cada inicio de curso venía acompañado de nuevos personajes, utensilios que parecían llegados de otro planeta, no sabías para qué servían pero tenían un aspecto irresistiblemente galáctico. Muy importante era la cantidad de pisos que tuviese tu estuche, en ocasiones había niños que traían un plumier nuevo con más alturas que muchos bloques de viviendas. En definitiva, tanto el estuche como la mochila eran nuestros mejores aliados para una ilusionante vuelta al cole.

Por lo tanto, tranquilidad papás y mamás, si vuestros hijos os ven relajados, para ellos será como un premio volver a empezar el colegio y volver a hacer amigos nuevos.

A.Celma

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>