Seguridad virtual para todo tipo de situaciones

En la segunda mitad del siglo XX, y gracias al ejército de los Estados Unidos de América, se puso en marcha un invento que ha cambiado nuestra rutina de manera irresoluble: el mundo de Internet. En efecto, con la llegada de la Red de redes se han puesto en marcha diversas cuestiones que tienen que ver con la posibilidad de hacerlo todo rápidamente. Y por supuesto, ahora podemos estar en conexión con todo el mundo, insertarnos en la globalización y convertirnos en personajes que pueden tener un contacto directo con cualquier parte, en tiempo real y en cualquier momento.

Ahora bien, la navegación siempre tiene que tener un componente de seguridad evidente, y éste no es otro que el del antivirus. La informática es hoy en día posible gracias a un montón de cosas, entre otras la necesidad de instalar programas que cierren el paso a los virus perniciosos que pueden desestabilizar nuestro sistema y dejarnos sin ordenador. Y sin embargo…

Y sin embargo, mucha gente tiene la insidiosa manía de no recurrir a este tipo de programas porque cuestan demasiado dinero. En el otro lado están los que los piratean (abriendo con ello la puerta, además de a la ilegalidad, a que diversos programas espía puedan contaminar tu ordenador). Y sin embargo se puede descargar antivirus gratis sin necesidad de hacer cosas raras.

Ahora bien, la pregunta que puede surgir en estos momentos es realmente pertinente: ¿nos podemos fiar de un producto que no cuesta dinero o vamos a tener que estar eliminando cada cierto tiempo barras de publicidad? ¿Si instalamos un antivirus gratuito tendremos que estar suplicando que no nos modifique la página de inicio? ¿Podremos impedir que nuestro navegador se llene de iconos que no sirven absolutamente para nada? Naturalmente que sí, lo podremos hacer sin ningún problema, pero teniendo en cuenta que solamente nos podremos fiar de los sitios de referencia que todos conocemos. Evitar los problemas con el software free implica recurrir únicamente a lo que lleva tiempo demostrando su fiabilidad.

Lo que no debes hacer, bajo ningún concepto, es tener el ordenador sin protección. De hecho, ni siquiera deberías hacerlo si habitualmente no lo tienes conectado a la Red de redes. Puedes pensar que sin Internet no hay problemas de contagio, pero una memoria flash, un DVD o cualquier otro periférico que esté infectado puede convertir tu máquina en un problema. Por eso el antivirus es importante; es más, por eso los buenos programas gratuitos son esenciales para usuarios con poco dinero pero que no quieren jugar a la ruleta rusa cada vez que salen al espacio virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>