¿Qué son los globo aerostático?

Estos días hemos memorado la tragedia del globo aerostático que se estrelló en Capadocia, en el centro de Turquía en el mayo pasado. Volar en globo siempre ha sido una aventura sorprendente, pues elimina la velocidad del avión y su ruido también y permite viajar por el aire sintiéndose libre y viendo la Tierra como si voláramos desde un pájaro.

La idea de los globos procedió probablemente de ver cómo las pajas volaban con el aire caliente por encima de las hogueras que las utilizaban de gasolina. Cualquiera que se haya mirado en una hoguera habrá podido ver que el aire caliente sube cuando está rodeado de aire frío.

Si llenamos un globo de papel de aire caliente, ¿No ascenderá como el aire caliente de la hoguera? Ambos fenómenos son parecidos físicamente pero no son del todo iguales.

En la hoguera se establece un flujo por un proceso saliente en el sistema complejo de las moléculas de aire. Dentro del globo el fenómeno es más sencillo: Es el mismo que nos hace flotar al bañarnos en el agua. Es lo que llamamos principio de Arquímedes. Cuando el aire está caliente sus moléculas se mueven más rápido y ocupan más espacio, para el mismo número de masa.

La densidad es recíprocamente proporcional a la temperatura del aire. La fuerza hacia abajo es proporcional a la masa de aire caliente y de los objetos que enganchan del globo, la fuerza hacia arriba, a la masa de aire frío que ocupa el mismo volumen que la masa de aire caliente dentro del globo. La diferencia de fuerzas hace subir o bajar al globo.

El problema de los globos es que se mueven con el viento, que pierden flotabilidad al subir, pues la densidad del aire frío de fuera se hace igual a la del aire caliente de dentro, y que al estar hechos de materiales muy frágiles y combustibles presentan riesgos muy importantes.

No queremos cerrar el artículos sin un poco de historia La historia de la aerostación empieza a finales del siglo XVIII, en Francia.

Los hermanos Montgolfier (de Anona, Francia) fueron los primeros en edificar un globo de papel. Utilizando un gas mucho más ligero que el aire, consiguieron que éste se subiera, en su primera ascensión, hasta los quinientos metros. ¡Habían inventado el globo!

En el año siguiente, en 1783, los hermanos Montgolfier, en una manifestación en el Palacio de Versalles, colgaron un cesto del globo y metieron dentro a una oveja, un pato y un gallo. Fueron los primeros pasajeros de la historia del globo aerostático. ¡Qué divertido!

El primer vuelo de globos con personas se realizó el mismo año 1783, en esta ocasión los intrépidos fueron Piltre de Rozier y el Marquès de Arlandes que ascendieron hasta 1000 metros de altura, durando el vuelo unos 25 minutos, y recorriendo unos 10 Km. El globo aerostático confeccionado por los hermanos Montgolfier, llevaba una cesta de mimbre en la que se había colocado un horno de leña con el fin de mantener el aire caliente dentro del  propio globo.

También hacia finales del siglo XVIII se inventaron los globos de gas. Durante el siglo XIX los dirigibles fueron los grandes personajes del aire, dejando en un segundo plano a los globos de aire caliente.

Es a partir de 1970 cuando la aerostación vuelve a notar un crecimiento significativo y se crean diferentes federaciones y clubs de vuelo. Concretamente en Cataluña se crea el Baló Club Mediterrani, que es el primer club en número de socios.

Los globos son muy divertidos pero hay que tener cuidado y estar supervisado por un profesional. Hoy en día un vuelo en globo es lo mejor que te pueden regalar.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>