Un coche puede ser distinto si lo usamos para cosas diferentes

Los seres humanos tenemos la extraña manía de generalizar, lo que implica que muchas veces una cosa que puede tener distintos puntos de vista termina por ser algo que apenas si sabemos entender debido a esa costumbre tan poco edificante de dar por supuesto algo. Por eso hoy queríamos comentarte algo sobre el particular, sobre todo si atendemos a una cuestión que afecta al coche como vehículo genérico. Hoy vamos a hablar de los distintos usos que un vehículo puede tener.

El primero que se nos viene a la cabeza, naturalmente, es el de utilitario. Nunca como hasta ahora nos habíamos percatado de lo mucho que los automóviles implican en nuestra vida, ya que nos permiten una enorme libertad y nos permiten que todo nos salga bien cuando necesitamos ir de un sitio a otro, desplazarnos en vacaciones o por ejemplo acudir al trabajo. Sí, el coche como elemento de nuestra vida diaria parece bien asentado.

guiataxisPor otra parte tenemos que tener claro que los coches, bien acondicionados, limpios y con todos los extras también sirven como taxis. En efecto, gracias a este tipo de  vehículos podemos ir de un sitio a otro sin problemas de ningún tipo, llegar a tiempo a donde queremos y conseguir que no nos tachen como impuntuales, algo que deberíamos evitar para no ganarnos una fama inmerecida.

Por otra parte el coche también es un excelente medio para convertir nuestra vida en una pasión por la automoción. Todos tenemos un vecino que tiene un coche muy bien maqueado, todo brillante y excepcionalmente bien cuidado. A la vez todos sabemos de un amigo o de un familiar que cuida su máquina con esmero, y hemos de decirte que tal cuestión es algo más extendido de lo que piensas, ya que hoy en día que dispongamos de un coche es solamente el 50% de lo interesante, ya que el resto lo ocupa ese dedicar horas y horas a una plataforma con ruedas que a veces algunos llegan incluso a humanizar.

Y por supuesto, el coche se puede utilizar para chulear en la discoteca los sábados, para intimar con nuestra pareja, para cortarle el techo y disfrutar en carnaval con un automóvil con el que ir de un sitio a otro disfrazados y pasándolo bien… Todo eso lo podemos conseguir con un automóvil, así que ya nos dirás cómo es posible que a veces reneguemos de él, si en realidad lo que nos aporta es la mejor de las excelencias y la calidad más conveniente, ¿no crees?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>