¿Quién dijo que el Empleo de Control de Plagas era una tarea fácil?

Están equivocados si es que piensan que el trabajo de un fumigador se basa en aplastar cucarachas con los zapatos o espantar a las pulgas con aerosoles. Los servicios de fumigaciones requieren de profesionales que apliquen todas sus habilidades técnicas y sociales  en el exterminio de los bichos.

Carácter y mucha madurez: Un especialista en el control de plagas no solo lidiará con pulgas, ratas y cucarachas. Recordemos que existen animales más peligrosos que esos. El miedo, debe ser de las últimas emociones que debe sentir. De lo contrario no podrá hacer un buen trabajo.

Alto grado de empatía con el cliente: Un fumigador visitará empresas, casas, zonas de cultivo, etc.  Con todo esto, es lógico que tenga habilidades para tratar con las personas. De lo contrario será muy difícil que los clientes tomen la decisión de contratar nuevamente a la empresa.

Horarios completos: Un fumigador debe ser apasionado por su trabajo y estar disponible en todo momento. Como todos sabemos las plagas no avisan en que momento atacarán un restaurante, hospedaje, centro médico o cualquier establecimiento en donde sea muy riesgoso su existencia.

Muchas ganas de aprender: Por más experiencia que tenga un experto en control de plagas al ocupar un nuevo puesto. Debe mostrarse interesado por todas las actividades que se desarrollan en la nueva empresa. De lo contrario, no sabrá que métodos y programas usan para acabar con la vida de esos animales que constantemente generan incomodidades, sustos y enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>