Sistemas eléctricos de baja tension

Es cierto que las instalaciones eléctricas de alta tension tienen mucha importancia por los servicios que ofrecen y el mantenimiento que necesitan, aunque eso no significa que las de baja tension no cumplan con una función importante. Matyse explica que estas utilizan tensiones alternas de valores entre 50V y 1000V o tensiones continuas entre 75V y 1500V y son fundamentales para realizar la conversión de energía eléctrica en otra forma deenergía gracias al gran número de receptores eléctricos que dispone, especialmente diseñados para el funcionamiento de este tipo de instalaciones.

El sustento de todas las instalaciones de este tipo es la corriente alterna, generalmente a tensiones de 220V en las monofásicas y de 380V en las que son trifásicas. Sin embargo, en algunos sistemas eléctricos existen partes que emplean corriente continua o corrientes con formas de ondas especiales destinadas a fines específicos. Un claro ejemplo de estos elementos incorporados en algunas instalaciones son los controles de motores y otros tipos de receptores.

Por todo ello, los sistemas receptores que utilizan los consumidores de energía eléctrica son de estas características. Las instalacionesgeneralmente son trifásicas si superan los 15 KW de potencia o si aun siendo menor existen receptores trifásicos. Por su parte, en los domicilios las instalaciones suelen ser monofásicas siempre y cuando no cuenten con ningún receptor trifásico como pudieran ser equipos de aire acondicionado de cierta potencia u otros aparatos que requieran más potencia. Para estos sistemas conviene realizar el correspondiente mantenimiento eléctrico.

Conviene nombrar a los sistemas eléctricos de muy baja tensión de seguridad que están incluidos dentro del grupo de los de las instalaciones corrientes de baja tensión. Estos nuevos sistemas se caracterizan porque cuentan con menores de 24V en lugares húmedos y de 50V en lugares no conductores y secos. Son muy útiles en los casos en los que son necesarios los aparatos con aislamiento funcional y que deben ser empleados en lugares con mucha conducción, como pudieran ser depósitos metálicos, calderas, hornos… No suelen superarse los 10 KW de potencia en estos sistemas.

Por ello, cuanto menor sea la tension de la instalación eléctrica de baja tension, mayor seguridad disponible existirá en su utilización. De esta manera, el personal que manipula este tipo de sistemas no necesita de conocimientos superiores en electricidad y equipos ni requiere ser experto en sistemas de protección. Aunque ello no significa que las recomendaciones de seguridad y prudencia en el momento de entrar en contacto con la instalación no deban seguirse.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>