Consejos para decorar con cuadros modernos

Los complementos de decoración por excelencia son los cuadros modernos, y es que son capaces de dotar a cualquier estancia un toque de personalidad y estilo. Los distintos colores, motivos y texturas comunican un mensaje que cada uno interpreta según sus gustos personales, y es que la decoración es muy subjetiva, ya que en su percepción entran en juego nuestras impresiones y experiencias propias.

Pero existen reglas universales que debemos seguir a raja tabla para que los cuadros modernos queden bien, independientemente de los gustos de cada uno. Y es que en cuestiones de colocación, tamaño, y distribución los complementos deben ir acorde con el resto de la decoración para no restar protagonismo a los mismos. A continuación recopilamos los consejos más básicos a tener en cuenta para decorar con cuadros y no desesperarse en el intento.

Los cuadros modernosdeben colocarse a la altura de los ojos, aunque todo dependerá de las medidas del cuadro en cuestión. Si éste va a ir encima de un mueble, hay que tener en cuenta que la anchura del cuadro no debería ser superior a la del mueble.Además es muy importante que el cuadro y el mueble formen un conjunto visualmente unido, por lo que no debemos colocarlo demasiado separado para no dar la impresión de estar flotando.

Si cuentas con una pared grande para decorar, puedes considerar colgar un solo cuadro de gran formato o colocar un díptico o tríptico. Deberás tener en cuenta la distancia que dejas entre los mismos, ya que algunos cuadrosestán dotados de motivos continuos para no romper su continuidad. Otros por el contrario, admiten ampliar la separación entre ellos, permitiendo incluso ponerlos en paredes diferentes.

Otras de las opciones disponibles sería colocar varios cuadros modernosindependientes de tamaño más pequeño. Para montar combinaciones originales se debe crear una línea horizontal que actúe como centro con respecto al cual se van a alinear los cuadros. El color de la pared también es importante, ya que sobre las de tonos más fuertes no se deben recargar con elementos de decoración.

Por esta razón aconsejamos decantarse por pintar las paredes en tonos claros y neutros para ampliar las posibilidades que tenemos para decorar con cuadros modernos. El blanco y el negro conseguirían crear contraste aportando luminosidad y elegancia, pero puedes optar por combinar otros colores, como el plata y el violeta, cuya mezclano desentone con el resto de elementos de decoración.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>