Por qué las piscinas naturales son extraordinarias

El placer de bañarse en un lugar natural es algo incomparable, en relación a lugares artificiales. Sin embargo, muchas empresas han conseguido imitar a la perfección a la naturaleza. Un caso específico y bastante notable es el de las piscinas naturales.

Lo que diferencia este espacio a otros es que en la creación de ésta no se utilizan productos químicos o dispositivos que desinfectar o esterilizar el agua. De otro modo, lo que se intenta hacer durante la construcción de las ecopiscinas, además de que el proceso sea lo menos traumático para el espacio natural, es trabajar sobre un parámetro basado en la naturaleza.

Se intenta aclarar y purificar el agua a través de filtros y plantas enraizadas en el sistema biológico. Existen muchas guías y sistemas para realizar las piscinas naturales, pero todas coinciden en que el mundo biológico debe estar directamente relacionado y planificado de forma orgánica con la construcción de éstas.

Las recomendaciones para la planificación, construcción y mantenimiento de las ecopiscinas son complejas y conviene dejarse aconsejar por profesionales con larga experiencia en el tema.

Las piscinas naturales debido a que los sistemas de filtración utilizados tienen equivalentes biológicos en la naturaleza, lo cuál resulta muy interesante para realizar la comparativa.

Por ejemplo,  el agua de una piscina natural de ARAGrup siempre esta filtrada de forma natural. Por otro lado,  también existen acuarios y estanques naturales, pero, en este caso, se utilizan depuradores de algas para su filtración. Con lo cuál, el proceso es diferente.

Sin embargo, también hay piscinas naturales que han sido creadas mediante procesos químicos, y que no imitan a los procesos biológicos.

Por eso, éstas no deberían llamarse piscinas naturales. Normalmente esto se debe a que son sistemas que tienen formas artificiales de creación. De hecho, los sistemas que utilizan técnicas de UV, el ozono y el cobre son ejemplos de métodos no naturales y, técnicamente pues, no son piscinas naturales tal como las estamos explicando.

Existen, alrededor del mundo, muchas piscinas creadas de forma 100% natural, por otro lado. Estas han servido de ejemplo para que empresas diseñen y planifiquen piscinas naturales para propietario privados o bien para explotarlas comercialmente. Un ejemplo muy popular son las Cataratas del Niágara, o bien las cataratas Victoria, situadas en el sureste de África.

De hecho, se trata de  la cascada más grande en el mundo, con una formación en la parte inferior de piscina natural. De hecho, para algunas personas valientes, la parte inferior  de las cataratas es una zona ideal para nadar. Con los niveles de agua en su nivel más bajo – que van desde septiembre a diciembre- los nadadores se aventuran en piscina del Diablo, una zona con una corriente mínima, donde el agua brota a 150 metros hacia abajo.

Los manantiales subterráneos de agua dulce que una vez fueron utilizados para los rituales de purificación por la tribu de Tonkawa de nativos americanos también han resultado referente para la creación de piscinas naturales. Y es que el mundo es un gran referente para conseguir imitar lugares especiales

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>