Desbrozadora vs cortacésped

¿Todavía te preguntas por qué es mejor utilizar una desbrozadora en vez de una máquina cortacésped? Entonces este artículo te interesará, porque te mostramos las diferencias más relevantes entre unas máquinas y las otras. Con cualquiera de éstos modelos de desbrozadoras se cumplen estos fundamentos:

Una desbrozadora llega a los rincones donde un cortacésped no llegaría.

Todos sabemos que lo ideal sería cortar la hierba en zonas abiertas, sin rincones, esquinas, paredes, árboles ni nada parecido que nos obstaculizara el paso al trabajar con las máquinas. Pero también sabemos que esto no es lo que sucede en realidad, ya que siempre hay que maniobrar para esquivar obstáculos y llegar a zonas de difícil acceso. En este sentido, con una desbrozadora se ensanchan los límites del área de trabajo: se puede cambiar la largada del hilo para agrandar o reducir la anchura de corte; asimismo, se puede alargar el mango de la desbrozadora con un accesorio telescópico, y además se puede adaptar y personalizar según la situación y la tarea a realizar. Por tanto, con una desbrozadora se puede maniobrar más fácilmente, y al ser más flexible y versátil, la podemos adaptar en función de la situación y de la tarea.

Una desbrozadora es más potente y versátil

A la hora de cortar sólo césped cualquiera de los dos aparatos nos sirven. Pero lo cierto es que una desbrozadora puede utilizarse en otras ocasiones, sobre todo si se trata de uno de los modelos más versátiles que se pueden personalizar con accesorios varios (corta setos, podadora…). O sin ir más allá, simplemente por tener más potencia, con una desbrozadora se pueden cortar matorrales, malas hierbas y vegetación más densa, además de hierbas finas.

Una desbrozadora puede cortar a alturas diferentes

Que queremos que la hierba quede un poco más alta, pues subimos la máquina para que corte más arriba; que queremos arranarla un poco más, pues trabajamos a ras del suelo. Por norma general, las máquinas de cortar césped tienen una altura de trabajo fija, que suele ser bastante corta, a poca distancia del suelo. En cambio, una desbrozadora es más flexible y permite al usuario elegir la medida de corte deseada. Esta es una ventaja clara para personas que quieran utilizar la máquina en más de una ocasión o situación. Por ejemplo, uno la podrá usar en el jardín para dejar el césped un poco crecido, o en un campo para arranar las malas hierbas y mantener así el terreno limpio durante más tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>