¿Por qué no hay que dar huesos a los perros?

Hay varias razones por las que no es recomendable dar de comer huesos a los perros y siempre ofrecer una comida de calidad a nuestros amigos de cuatro patas por medio de un pienso para perros de calidad. En este artículo vamos a explicar cuales son las razones y los problemas que pueden ocasionar. Muchos veterinarios son muy claros en este aspecto: nunca, jamás se les debe dar huesos a los perros. A continuación anunciaremos algunas de las leyendas urbanas sobre este tema y qué hacer si por casualidad el perro se ha comido uno. Antes de comenzar, invito a todos los que no creen al veterinario cuando les dicen que los huesos son malos para los perros, para ir a ver el procedimiento de vaciado manual de un perro por causa de ingerir huesos. Si conocemos el sufrimiento que le puede causar a nuestro perro los problemas derivados de esto, nos lo pensaríamos dos veces antes de volver a darle un hueso a nuestro amigo. Lo mejor es darle a nuestro perro un buen pienso como los que venden en tiendas especializadas como http://piensoparaperros.online/

Leyendas urbanas

Éstos son algunos ejemplos de las leyendas urbanas acerca de los perros y los huesos:

Sin embargo, los perros siempre han comido huesos

Sí, es cierto, pero todos los perros que comieron huesos con regularidad murieron en 5 o 6 años y era muy raro ver casos de perros que pudieran llegar a los 15 o 16 años de vida. Dado que uno de los fines veterinarios es prolongar y mejorar la vida de los perros, se entiende que el argumento: antes se hacía, no es para nada válido.

Pero los lobos comen huesos

Sí, en efecto, los lobos comen huesos y los perros descienden de los lobos, sin embargo, los perros han dejado de ser lobos hace miles de años y su sistema digestivo y sus hábitos han cambiado mucho, los perros ya no son capaces de digerir los huesos.

No pasa nada por darles un hueso grande de res

Esto es completamente falso, un perro puede acabar triturando un hueso, generando pequeños fragmentos que pueden dañar el intestino al ingerirlos.

A los perros les encantan los huesos

Por supuesto que a los perros les encantan, les gusta comer por instinto, pero ellos no tienen la capacidad de saber que les pueden hacer daño, somos nosotros, sus dueños, quienes debemos pensar primero en la salud.

¿Cuáles son las razones por las que no debo darle huesos a mi perro?

Estas es una lista de los efectos negativos que puede ocasionar el dar huesos de cualquier animal a tu perro:

  • Hemorragia intestinal: Si el perro logra triturar el hueso e ingiere los fragmentos, estos podrían dañar la mucosa intestinal provocando heridas y sangrado. Además del hecho de que la mucosa se irrita provocando así gastroenteritis.
  • Perforación intestinal: Si una pieza de hueso se atasca, podría causar una perforación intestinal. En esta caso, las heces, los jugos gástricos y demás se mezclan en el abdomen causando una peritonitis y la consecuente muerte del perro.
  • Obstrucción intestinal: El hecho de morder un hueso durante mucho tiempo puede hacer que se cree polvo de hueso a base de calcio en gran cantidad que al ingerirlo no se digiera y se una a las heces convirtiéndolas en auténticas piedras. Sería como si el perro comiera directamente piedras, consecuencia: una obstrucción abdominal severa y cirugía inmediata.
  • Estreñimiento: La ingesta de huesos puede provocar un estreñimiento grave, por lo que se tendría que intervenir al perro con un vaciado manual, con enemas o en último caso con cirugía.
  • Diarrea: ¿Recuerdas cuando mencionamos que los fragmentos de hueso irritan la mucosa intestinal? Bueno, también pueden causar diarrea.

Todo ello acompañado de un perro abatido, con falta de apetito y dolor abdominal fuerte. ¿Realmente queremos hacerle todo eso a nuestro amigo canino? Por supuesto que no.

¿Qué hacer si tu perro ha comido huesos?

Si el perro comió varios huesos y se ve abatido, incapaz de defecar, con vómitos, sin apetito y muestra dolor abdominal, es de vital importancia llevarlo inmediatamente al veterinario. Será él quien deba evaluar la gravedad de la situación y tratar de averiguar si los fragmentos de hueso han provocado perforación u obstrucción intestinal y tomar las medidas necesarias.

Recuerda siempre que la correcta alimentación para un perro viene dada por un pienso para perros de calidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>